Cannabis un reto para la ciencia.

El cannabis es originario de Asia central y del sur. Se sabe de evidencias de inhalación de humo del cannabis desde el 3er milenio antes de Cristo, como lo indican semillas de cannabis carbonizadas encontradas al interior de un brasero ritual en un antiguo cementerio de la actual Rumania. También se sabe que los cannabis fueron utilizados por los antiguos hindúes y sijs Nihang de la India y Nepal durante miles de años. La hierba era llamaba ganjika en sánscrito (ganja en idiomas modernos de la India). El soma de drogas antiguas mencionado en los Vedas, se asocia a veces con el cannabis.
El pueblo asirio también tenía conocimiento del cannabis, al descubrir sus propiedades psicoactivas de los arios. Bajo el nombre de “qunubu” (nombre que probablemente dio origen al posterior cannabis) lo utilizaban dentro de sus ceremonias religiosas. El cannabis fue introducido al pueblo ario los escitios y tracios/dacios, cuyos shamanes (llamados kapnobatai “los que caminan sobre el humo/las nubes”) quemaban flores de la planta para inducir estados de trance. En el noroeste de la Región Autónoma de Uygur en Xinjiang, China, en el año 2003 se encontró una canasta de cuero llena de fragmentos de hoja y semillas de cannabis al lado de un shaman momificado, de unos 2500 a 2800 años de antigüedad.

Vídeo 2           Vídeo 3

Anuncios